¿Marketing del bueno? #PapaenLesbos

Hace sólo unas horas que el Papa Francisco ha regresado al Vaticano y lo ha hecho con 12 personas (3 familias sirias). Muchos están ya criticando esto y se preguntan cómo es posible que haya hecho algo que legalmente es tan difícil y más aún tal y cómo están las cosas tras las normativas europeas respecto a los refugiados.

Más allá de lo que algunos malintencionados piensan  sobre si esto que ha hecho el Papa es un gesto “marketiniano”, yo creo más bien que su cercanía, ese “quiero deciros que no estáis solos” que afirmaba tan sencillamente como es él, cambia las cosas. Si, creo que el hecho de que el Papa visite a los refugiados y les muestre su apoyo y su cercanía, cambia las cosas. Porque nos recuerda algo que por obvio, no podemos dejar de tener presente y que se publicaba el mismo día de su visita (este 16 de abril) en su cuenta de Twitter:“Los refugiados no son números sino personas con rostros, nombres e historias, y deben ser tratados como tales.”

tweetpapa

Photo by Andrea Bonetti/Greek Prime Minister's Office via Getty Images
Photo by Andrea Bonetti/Greek Prime Minister’s Office via Getty Images

Y cunde su ejemplo de ecumenismo y de “trabajo en equipo”, siempre unido en sus visitas a las otras religiones y a las otras familias cristianas. Y es que, visitando ese campo de refugiados de Moria, en Lesbos junto al Patriarca Ecuménico Bartolomé y el Arzobispo de Atenas y de toda Grecia, el Papa también cambia las cosas.

Los tres han afirmado de manera muy clara y en la Declaración Conjunta que han firmado, la intención de la visita: visibilizar a los invisibles y una vez más, estar cerca de los más olvidados, para reclamar, al resto de líderes del mundo, un cambio en la situación:

La opinión mundial no puede ignorar la colosal crisis humanitaria originada por la propagación de la violencia y del conflicto armado, por la persecución y el desplazamiento de minorías religiosas y étnicas, como también por despojar a familias de sus hogares, violando su dignidad humana, sus libertades y derechos humanos fundamentales.

La tragedia de la emigración y del desplazamiento forzado afecta a millones de personas, y es fundamentalmente una crisis humanitaria, que requiere una respuesta de solidaridad, compasión, generosidad y un inmediato compromiso efectivo de recursos.

Desde Lesbos, nosotros hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para que responda con valentía, afrontando esta crisis humanitaria masiva y sus causas subyacentes, a través de iniciativas diplomáticas, políticas y de beneficencia, como también a través de esfuerzos coordinados entre Oriente Medio y Europa.” (lee aquí la DECLARACIÓN CONJUNTA completa firmada en LESBOS)

Photo by Samuel Nacar/NurPhoto via Getty Images
Photo by Samuel Nacar/NurPhoto via Getty Images
AP Photo Petros Giannakouris
AP Photo Petros Giannakouris

Estar cerca de los más afligidos, de los que más sufren, es lo que hace el Papa, como un ejemplo de Cristo en nuestra tierra, como haría el mismo Jesús. Y eso es lo que él hace. Le guste a quien le guste. Le disguste a quien le disguste.

Mirando con algo más de perspectiva, también lo hizo así en la República Centroafricana, cuando el pasado 29 de noviembre el Papa llegó a ese país en conflicto desde 2013 y que pese a los acuerdos de paz de mayo de 2015 sigue viviendo mucha tensión y violencia… y el Papa Francisco llegó y llenó todo de esperanza, sólo con su presencia y su valiente visita.

Así lo explicaba en “El mundo en 24 horas” en el Canal 24 Horas de TVE el pasado 9 de abril,  el obispo de Bangassou y misionero comboniano, Monseñor Juan José Aguirre:“con su presencia, muchas  barreras fueron tumbadas, muchas líneas rojas fueron borradas y no dijo grandes cosas, el simplemente pasó por allí”. Así fue, según explica Aguirre, “la visita del Papa  fue mágica” y es que con sólo estar allí presente, logró unir a dos barrios divididos y enfrentados por ser cristianos y musulmanes. Y esa unión continúa hoy.

AGuirreen24horas

Y fue allí, en Centroáfrica donde abrió el Papa Francisco la Puerta del Año Jubilar de la Misericordia convirtiéndose así en el primer Papa que abre una puerta jubilar fuera de Roma. ¿También fue eso marketing? ¿Cómo la visita de este fin de semana a Lesbos? Pues sin duda, si lo que hace el Papa Francisco es marketing, es marketing pero del bueno.

 

2 comentarios en “¿Marketing del bueno? #PapaenLesbos

  1. Artículo lúcido y valiente que levanta el telón de un terrible escenario invitando al compromiso cristiano eficaz en mil formas de misericordia.

    Me gusta

  2. Artículo lúcido y valiente que levanta el telón de un terrible escenario invitando a la eficaz cooperación en mil formas de misericordia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s